By Valerio Massimo Manfredi, Jose Ramon Monreal

ISBN-10: 8497594398

ISBN-13: 9788497594394

El ejército macedonio se adentra en Babilonia y asesta el golpe ultimate al secular imperio persa. Alejandro aspira a convertir el mundo conocido en una sola nación bajo su mando, pero pocos comparten su sueño. Se urden conjuras, y el rey se ve arrastrado hacia una vorágine de violencia. Solo el amor de Roxana puede aliviar su soledad. Ella le infundirá el valor necesario para llegar a los angeles India misteriosa y luego los angeles fuerza para buscar el camino de retorno.

«Hay escenas en los tres volúmenes de Aléxandros que te dejan prácticamente sin respiración.»
Qué Leer

Show description

Read Online or Download Alexandros III: El confin del mundo PDF

Best literatura y ficcion books

Download e-book for iPad: La insoportable levedad del ser by Milan Kundera

Esta es una extraordinaria historia de amor, o sea de celos, de sexo, de traiciones, de muerte y tambien de las debilidades y paradojas de l. a. vida cotidiana de dos parejas cuyos destinos se entrelazan irremediablemente. Guiado por l. a. asombrosa capacidad de Milan Kundera de contar con cristalina claridad, el lector penetra fascinado en l. a. trama compleja de actos y pensamientos que el autor va tejiendo con diabolica sabiduria en torno a sus personajes.

Additional resources for Alexandros III: El confin del mundo

Sample text

De detrás de un bastidor calado en forma de ramas de yedra y de pájaros en pleno vuelo, llegaba una música queda y suave de flautas y arpas. Las paredes estaban llenas de antiguos frescos egipcios con escenas de danza en las que unas doncellas desnudas evolucionaban al son de los laúdes y tamboriles delante de la pareja real sentada en el trono, y en un rincón había un gran lecho con un baldaquín azul sustentado por cuatro columnas de madera sobredorada con los capiteles en forma de flores de loto.

En vista de que eres hijo de Zeus, ¿te verías capaz de hacer otro tanto? El rey bajó por un momento la cabeza y muchos en la sala pensaron que tendría una de sus explosiones de ira; el mismo Calístenes tenía todo el aspecto de haberse arrepentido de inmediato de aquella desacertada ocurrencia. Esta vez se ha meado encima. No, no lo haría nunca, porque no quisiera que mis comensales se murieran de espanto. Todos se echaron a reír. Por esta vez, la cosa había pasado. 4 Eteocles cabalgó durante varios días durmiendo sólo unas pocas horas cerca de su caballo, espantado por los gritos de los animales nocturnos y el aullido de los chacales, preocupado por el temor a perder el camino o a verse asaltado y desvalijado, privado del caballo y de los víveres, o bien apresado por unos malhechores para ser vendido como esclavo en lugares lejanos donde nadie habría podido encontrarle jamás y rescatarle.

Vuelve con tu amo y hazle saber que esto no impedirá que le mate si me lo encuentro en el campo de batalla. Y empujó a su caballo dentro de la corriente. El guerrero, erguido sobre su cabalgadura, se quedó observándola hasta que le vio correr de prisa por la orilla opuesta y adentrarse por la llanura en territorio persa. Entonces volvió grupas y regresó al encuentro de su compañero que probablemente le esperaba a escasa distancia. La luz de la luna era cada vez más intensa y permitía ver bastante bien reflejada por el color yesoso del desierto, pero su compañero no aparecía.

Download PDF sample

Alexandros III: El confin del mundo by Valerio Massimo Manfredi, Jose Ramon Monreal


by Thomas
4.5

Rated 4.59 of 5 – based on 28 votes